Préstamos sin recibo de sueldo, ¿son posibles?

La respuesta es tajante: los préstamos sin recibo de sueldo sí son posibles. Aunque hasta hace poco este documento era un requisito casi imprescindible para poder acceder a un crédito, la aparición de las compañías de microfinanciación ha abierto muchas puertas a todos los clientes. Una de ellas es precisamente esta: la de poder disfrutar de financiación personal aunque no se tenga un empleo estable. En este post te contamos por qué el recibo de sueldo ha sido tradicionalmente un requisito imprescindible, por qué ha dejado de serlo y cómo se puede tramitar uno de ellos en la web de Credy.com.ar.

Préstamos sin recibo de sueldo, ¿son posibles?

¿Por qué siempre se solicitaba recibo de sueldo?

En realidad, no hay ni había ninguna ley que estableciese que para acceder a un crédito personal era necesario presentar un recibo de sueldo. Sin embargo, este documento era (y aún es para muchas entidades bancarias) un factor que daba confianza al prestamista en la fase de estudio de la solicitud: con un recibo de sueldo, las probabilidades de impago del cliente eran mucho menores, especialmente si se trataba de un recibo de sueldo de importe alto.

Este documento se asocia en muchos casos a estabilidad económica, aunque en realidad esto depende de otros muchos factores, como su historial de deudas en el Veraz o el propio ritmo de vida del solicitante.

¿Por qué son posibles los préstamos sin recibo de sueldo?

A la hora de establecer unos requisitos para la concesión de un préstamo, es la propia compañía prestamista la que fija sus propios criterios, independientemente de lo que hagan los bancos y de las recomendaciones de asociaciones sectoriales o gubernamentales. Cada prestamista valora el riesgo según su propio punto de vista, y el de las compañías de préstamos rápidos es diferente al que tradicionalmente tienen los bancos.

¿Por qué? Principalmente por el importe de los préstamos de dinero. Sirva como ejemplo las cantidades que se manejan en Credy.com.ar: en nuestra web se pueden solicitar créditos desde 1000$ hasta 5000$, lo cual son cifras muy inferiores a lo que los bancos suelen ofrecer. Por tanto, para devolver una cantidad baja de dinero no hace falta disponer de un recibo de sueldo elevado. De hecho, en muchos casos no hace falta ni siquiera disponer de recibo de sueldo, pues existen otras fuentes de ingresos que, según el criterio del prestamista, pueden ser suficiente garantía para la devolución del crédito.

La otra razón principal por la cual no es imprescindible presentar un documento de este tipo es la agilización del proceso: cuanta menor sea la documentación a aportar por el solicitante, más rápido se tramitará el préstamo. Gracias a esto y a otras facilidades, el tiempo que transcurre entre la solicitud y el cobro del crédito por parte del cliente es en muchos casos inferior a 15 minutos.

Lo que sí será necesario es que el solicitante aporte las pruebas de que la fuente de ingresos es real y estable. Algunas de las fuentes de ingresos que pueden ser aceptadas por los colaboradores de Credy son las pensiones, las herencias o las becas. En cualquier caso, cada solicitud es diferente y en determinados casos se pueden exigir garantías adicionales.

Entonces, ¿un recibo de sueldo no vale para nada? Falso. Si el solicitante tiene un recibo de sueldo, mucho mejor. Servirá para aportar un plus de confianza al prestamista, que se verá más convencido de conceder la financiación. Pero en el caso de Credy.com.ar, no es imprescindible.

Cómo tramitar un préstamo sin recibo de sueldo

Como decíamos, la solicitud de un préstamo sin recibo de sueldo agiliza enormemente la tramitación. De hecho, todos los pasos que hay que seguir se pueden realizar desde casa o desde un smartphone con conexión de datos, pues se trata de una solicitud 100% online, sin necesidad de desplazamientos ni horarios. Este es un resumen esquemático de dicho proceso:

  1. El solicitante indica cantidad y plazo y rellena el formulario online que está disponible en nuestra web. En este formulario serán requeridos algunos datos básicos como nombre, apellidos, dirección de email, fuente de ingresos y número de cuenta bancaria. Esto último es imprescindible para poder transferir el dinero a dicho número de cuenta.
  2. Tras confirmar la dirección de email indicada, Credy.com.ar hará las comprobaciones pertinentes para saber si los datos proporcionados son verídicos. Tras ello y tras un breve análisis automático de dichos datos, Credy hace de intermediario entre el cliente y el prestamista, que será el encargado último de establecer las condiciones del crédito (TAE, intereses por demora, etc.)
  3. El cliente recibe su dinero en la cuenta bancaria indicada, pudiéndolo utilizar como quiera: retirada de efectivo, compras online, etc.
  4. El cliente debe devolver su préstamo sin recibo de sueldo en el plazo indicado en el momento de la solicitud.
Compartir:

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!