Préstamos por Internet: todo lo que tenés que saber

Los préstamos por Internet han alcanzado una gran popularidad en muy poco tiempo. Pese a que ya casi todo el mundo los conoce, puede que aún no tengas totalmente claro cuál es su funcionamiento, sus ventajas y sus limitaciones. En este breve artículo hacemos un repaso a todo ellos. Tomá nota.

Todo lo que tenés que saber sobre préstamos por Internet

Funcionamiento de los préstamos por Internet

El funcionamiento de este tipo de préstamos es muy sencillo, al menos en el portal de Credy.com.ar. Estas son, a grandes rasgos, las fases del proceso de solicitud y devolución de un préstamo rápido:

  1. Elegí la cantidad de dinero que querés solicitar y el plazo de tiempo en el que querés devolver esa cantidad más los gastos de gestión.
  2. Rellená el formulario al que accederás tras pulsar el botón ‘Consigue’. Se trata de un formulario sencillo en el que tendrás que indicar tu nombre, tu dirección, tu fuente de ingresos o tu número de cuenta bancaria, algo imprescindible, como verás en el siguiente paso.
  3. Esperá a que Credy.com.ar acepte tu solicitud. Cuando te demos el OK, tu dinero será transferido a la cuenta bancaria indicada en el transcurso de unos pocos minutos.
  4. Utilizá el dinero para lo que quieras: puede ser una compra online, una transferencia a otra cuenta, retirada de efectivo en un cajero, etc.
  5. Devolvé el dinero más los gastos de gestión, según las condiciones que se te indiquen en el momento de la aprobación. Cada prestamista tiene sus propios métodos de cobro.

Ventajas de los préstamos online

Las ventajas de los préstamos online son evidentes, contra las que no pueden competir los créditos bancarios. Esta es una breve lista de los beneficios de solicitar un préstamo de dinero a través de un portal como el nuestro:

  • Más cómodo: no hace falta que te desplaces a ninguna oficina bancaria ni a ningún establecimiento físico. Si tenés una computadora, un laptop, un smartphone o una tablet con conexión a Internet, ya tenés todo lo que necesitás para beneficiarte de un crédito de este tipo. Nuestros préstamos se tramitan a distancia, en todas sus fases, desde la solicitud a la recepción y la devolución. Esto supone un ahorro de tiempo y también de dinero, pues no será necesario realizar ningún tipo de desplazamiento.
  • Más universales: los préstamos bancarios tienen siempre numerosas restricciones, ya sea por nivel de ingresos, por historial económico o por falta de documentación. Sin embargo, estos préstamos personales rápidos están abiertos a la mayor parte de las personas. Basta tener 18 años, una cuenta bancaria y unos ingresos demostrables para poder disfrutar de ellos. Estos son algunos puntos en los que los créditos bancarios y los préstamos por Internet difieren sustancialmente:
    • Veraz: en Credy, tener un Veraz negativo no es motivo suficiente como para denegar un crédito. Por tanto, se le abre una importante puerta a numerosas personas.
    • Recibo de sueldo: en nuestro portal, no es imprescindible tener un recibo de sueldo. De hecho, se puede conceder un préstamo si el solicitante demuestra otros ingresos, como una pensión.
  • Muy seguros: nuestro portal está protegido por DMCA, una de las compañías más prestigiosas de seguridad en Internet. Esto hace que cualquier tipo de transacción que se realiza en nuestro sitio web está encriptado con cifrado SSL.
  • Gran privacidad: a pesar de que en la fase del formulario se proporcionan datos personales, estos siempre serán tratados y custodiados conforme a las leyes vigentes, como puedes consultar en este apartado de Política de Privacidad.
  • De confianza: aunque no son créditos bancarios, la mayoría de portales dedicados al préstamo de dinero rápido están respaldados por grupos financieros importantes, con amplia experiencia en otros mercados internacionales. En el caso de Credy, nuestro grupo también opera en países tan exigentes como España, República Checa o Polonia, entre otros.

Limitaciones de los préstamos online

Es cierto que los préstamos online tienen ciertas limitaciones, como es lógico, aunque esas limitaciones no son un inconveniente sino más bien una particularidad que hace posible el funcionamiento y las ventajas arriba indicadas. Estas limitaciones son principalmente:

  • Plazo de devolución corto: en todos los portales de préstamos personales online, el plazo para la devolución del préstamo es siempre corto, normalmente inferior a un mes. En Credy, este plazo tiene un límite máximo de 30 días. En cualquier caso, en el arco de 1 a 30 días, el cliente puede seleccionar el tiempo que más se ajuste a sus preferencias, por lo que hay gran flexibilidad.
  • Cantidad a recibir: los préstamos por Internet reciben la denominación de ‘micropréstamos’ en muchos países. Esto es así porque las cantidades son siempre pequeñas. En nuestro caso, desde nuestro portal web podés solicitar entre 1000$ y 5000$, que es una cantidad suficiente para afrontar numerosos gastos cotidianos o incluso para realizar pequeñas inversiones para profesionales o pequeñas empresas.
Compartir:

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!