¿Qué son los fondos de inversión?

Los fondos de inversión es una horma de ahorro que abarca a un número muy grande de personas que pretenden ahorrar dinero. Es decir, los fondos de inversión se basan en un conjunto de inversores. Estos, uniendo sus capitales, pretenden conseguir objetivos máximos de rentabilidad, liquidez así como de seguridad y gestión personalizada al invertir en los distintos mercados de valores. Para entrar en el fondo es preciso adquirir participaciones.

En definitiva, el fondo de inversión pone en común a esas personas que quieren invertir y a la entidad gestora que se ocupa de las inversiones, por supuesto, cobrando unas comisiones por dicha labor. ¿Cómo lo invierten? En activos de todo tipo: desde acciones hasta activos monetarios, derivados, títulos de renta fija… y hasta a veces en otros fondos de inversión e incluso combinando estos.

Qué son y para qué sirven los fondos de inversión?

¿Qué elementos tienen los fondos de inversión?

  1. Participes de un fondo de inversión: son las personas que aportan patrimonio al conjunto del fondo de inversión. Lo hacen mediante aportaciones individuales para participar del conjunto del fondo. Los partícipes de un fondo de inversión son tan propietarios del fondo como lo son los accionistas de una empresa en el momento que compran unas acciones, en función de las aportaciones que hayan realizado.
  2. Participaciones de un fondo de inversión: partes en las que se dividen los fondos de inversión. Siguiendo con el símil de una empresa, el número de participaciones que conforma un fondo no es un valor fijo como sí sucede en las acciones de las empresas. En el momento que adquieres participaciones, a eso se le llama suscripción y cuando las vendes, se le denomina reembolso.
  3. Depositario de un fondo de inversión: el depositario debe custodiar y velar por los activos que conforman los fondos de inversión. ¿Quién actúa como depositario? Pues desde un banco, caja de ahorros hasta una cooperativa de crédito o sociedad de valores.  De ahí se sacan las ganancias en forma de comisiones. Es donde reside el beneficio para las entidades bancarias.
  4. Sociedad gestora: como su propio nombre indica, tiene la misión de gestionar y administrar de buena manera el fondo de inversión. No es propietaria, tan sólo gestiona. Es decir, decide cómo y dónde se invierte el patrimonio del conjunto del fondo de inversión.

Fondos de inversión vs préstamos rápidos

Los fondos de inversión tienen grandes ventajas. Sin embargo, si lo que estás buscando es dinero a corto plazo, que se pueda conseguir en este mismo instante sin tener que realizar largos trámites, quizás te interese otro producto financiero. Y es que si lo que te ha surgido es un imprevisto puntual que necesitas solventar al momento, quizás te interese conocer los préstamos personales rápidos de Credy.

Este tipo de préstamos personales son muy sencillos de solicitar a través de la web de Credy, desde donde la persona interesada accede a un breve formulario. No le llevará más de cinco minutos rellenarlo al completo. En el mismo tiempo, llega esa solicitud que es aceptada o denegada por la entidad, aunque en este tipo de préstamos el porcentaje de aceptación de las solicitudes suele ser de casi un 100%. De hecho, otra de las ventajas es esa, tan sólo tienes que cumplir tres requisitos básicos: ser mayor de edad, disponer de una cuenta bancaria a tu propio nombre y acreditar una serie de ingresos estables, que no tienen por qué ser una nómina o un aval. Y es que esa es otra de sus múltiples ventajas: se pueden conseguir tanto sin nómina como sin aval. Son préstamos sin recibo de sueldo que no necesitan un avalista.

¡Consigue tu préstamo rápido con Credy!

Estos productos financieros, los préstamos en el acto de Credy son la mejor alternativa entre todos esos préstamos rápidos destinados a satisfacer las necesidades instantáneas de una persona que se haya visto envuelta en un imprevisto económico, un imprevisto puntual que se puede solucionar con una cierta cantidad de dinero, pero que esa cantidad de dinero es de carácter urgente.

Es por eso que con Credy ofrecemos las mayores ventajas en cuanto a tiempo y condiciones en nuestros créditos particulares. Y es que acá, con esta entidad, puedes disponer del dinero que necesitas (5000$ como máximo a devolver en un máximo de 30 días) de forma casi instantánea: en menos de 15 minutos podrás disponer de la liquidez que necesitas y empezar hoy mismo a solventar tu delicada situación económica actual. ¡Y con tus propias condiciones! Tú eliges la cantidad que necesitas y la forma de devolverlo. ¿A qué esperas?

Compartir:

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!