Qué es la solvencia económica y porqué deberías buscarla

Para comenzar es conveniente que definamos qué es la solvencia económica, así todos sabremos a qué nos referimos cuando hablamos de este término. La solvencia o liquidez económica hace referencia a la capacidad para hacer frente a las obligaciones contraídas, como por ejemplo el poder pagar una vivienda, unas facturas, un auto, etc. Es decir, se refiere a la capacidad de pago para cumplir con las obligaciones pertinentes.

Las personas que tienen solvencia económica suelen contar con el dinero suficiente como para hacer frente a sus compromisos o deudas diarias o mensuales. Así que tiene relación tanto con el dinero, como con los bienes o recursos del individuo. Este individuo se definiría como solvente, mientras que si no puede pagar sus responsabilidades sería considerada una persona insolvente.

qué es la solvencia económica

¿Qué beneficios tiene la solvencia económica y financiera?

Principalmente los beneficios que tiene es que el individuo puede solicitar un préstamo o un crédito directo de mayor cuantía económica si su solvencia es muy alta. ¿Por qué? Muy sencillo. Si tiene unos ingresos o recursos elevados estará garantizado el pago de ese dinero que se le está prestando, así las entidades bancarias confiarán de forma más sencilla en ti.

Otros puntos positivos que tiene el ser solvente es que puedes negociar unas cuotas de manejo mejor, unos costos asociados, unas determinadas tasas de financiación y los bancos o entidades también estarán dispuestas a proporcionarte ciertas ventajas al solicitar un servicio o producto.

5 consejos para ganar liquidez financiera

A continuación, vamos a proporcionarte una serie de consejos muy prácticos y sencillos que debes tener en cuenta si quieres conseguir una buena solvencia económica.

Mantén un equilibrio entre lo que ganas y lo que gastas

Deberás pagar siempre a tiempo las deudas que tienes para intentar acumular el mínimo interés posible, pero siempre siendo realistas. Nunca podrás invertir más de lo que tienes. Así que encuentra el equilibrio. Si, por ejemplo, ganas 500 dólares no podrás gastar más de 300 o 350$. Es importante que siempre seas precavido.

Crea un colchón económico para aumentar el ratio de solvencia

Un colchón económico es una cuantía económica estable y fija que guardas en un lugar de forma permanente y que, bajo ningún concepto, accedes a ella. Seguramente pensarás, ” Muy sencillo. Es un seguro para tu futuro. Sabemos que el futuro es incierto, por lo que nunca se sabe qué va a pasar ni qué vas a necesitar. Así que ten claro esto en primer lugar.

En segundo, puedes encontrar con un despido laboral, con una avería, con un imprevisto muy urgente, por lo que necesitarás echar mano de este colchón. Eso sí, una vez utilizado este dinero, ¡devuélvelo cuanto antes!

Previsión a nivel cronológico

Con el objetivo de tener una buena solvencia económica y financiera debes ser precavido. Así que evalúa qué meses del año te van a ir mejor y cuáles vas a flaquear un poco. La idea de este consejo es que logres sacar un mayor porcentaje de los grandes ingresos, para esas épocas más duras o débiles. De esta forma, siempre tendrás una buena liquidez.

Crea hábitos saludables

Los hábitos y el estilo de vida tienen mucha relación con nuestra economía. Analiza detenidamente cuáles son tus hábitos de consumo y si te interesa seguir manteniéndolos. Por ejemplo, ¿eres una persona que habitualmente bebe, fuma o sale de fiesta? Piensa si este es un hábito saludable, si lo quieres seguir manteniendo y qué repercusión económica tiene en tu día a día. Seguro que te llevas más de una sorpresa.

Por otra parte, puedes sustituirlos por practicar deporte, salir una o dos veces de fiesta al mes, disfrutar del tiempo libre y de otras actividades más beneficiosas para tu salud.

Establece metas para ganar solvencia bancaria

Si las entidades bancarias están apretando la cuerda y no puedes solicitar ningún crédito o préstamo con DNI con ellos, puedes plantearte dos cosas. La primera, comenzar cuanto antes a ganar solvencia bancaria y, la segunda, solicitar un crédito o préstamo online con Credy.com.ar.

Para conseguir la primera opción deberás tener un ingreso bastante elevado. Así que si cuentas con un empleo en el que ganas 600$ plantéate buscar otro por horas o para realizar en tu tiempo libre. Durante unos meses deberás esforzarte y dedicar más tiempo al trabajo para garantizar esta solvencia bancaria.

Si, decides optar por la segunda opción te vamos a dar una buena noticia. Con Credy.com.ar puedes solicitar hasta 7.000$ en el mismo momento, a devolver cómodamente en 30 días. ¿no te lo crees? Consulta su página web. En ella aparece toda la información que necesitas de forma detalla, para que consigas cuanto antes el dinero que tanto te preocupa.

Compartir:

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!