¿Qué es el dinero fiduciario?

Hoy queremos hablar un poco sobre el dinero y, en concreto, sobre el dinero fiduciario. Se sabe que el oro ha cumplido durante la historia un papel fundamental a la hora de actuar como dinero. Pero hoy ya no se paga con oro absolutamente nada, por lo menos directamente. No existe una relación directa entre el oro y nuestras formas de pago. En la actualidad, nuestras formas de pago son las monedas de nuestros países. Son la libra, el peso, el dólar o el euro, y son formas de lo que se ha llamado tradicionalmente papel moneda, dinero inconvertible o dinero fiduciario.

El origen del dinero fiduciario

¿De dónde surge el dinero fiduciario? Pues bien, el dinero fiduciario o papel moneda no comenzó siendo un papel como tal, sino que se basaban en promesas a entregar una cantidad exacta de metal precioso. Para empezar, conviene tener claro el origen del dinero fiduciario o papel moneda. Prácticamente todos los papeles moneda que hemos conocido tienen una procedencia común: no comenzaron siendo papel moneda, sino promesas a entregar una determinada cantidad de metal precioso.

Por ejemplo, si acudimos a los nombres de las divisas de cada país, comprobamos cómo esa promesa está presente. El dólar, por ejemplo, fue un apelativo que se le dio en España a la moneda de ocho reales y que equivalía a 25,5 gramos de plata. El marco era una unidad para contar el oro y la plata (ocho onzas de peso) y la libra, el caso más claro, viene de la libra de Carlomagno (una libra de plata).

Dinero fiduciario: moviendo al mundo

Si nos atenemos al valor del dinero fiduciario, en sí mismo su valor no existe: es nulo. Nuestros billetes carecen de valor. ¿Cómo es eso de que nuestro dinero carece de valor? Pues sí, amigos. Ni siquiera el metal con el que se fabrican nuestras monedas posee el valor que tiene. Mucho menos el papel que da forma a nuestros billetes. Estamos acostumbrados a esta forma de intercambiar productos y servicios. Se paga con monedas y billetes para comprar cosas, que pueden ser vendidas por otras monedas y billetes que representen un menor o un mayor importe. Todas estas relaciones económicas se han podido dar a lo largo de nuestra historia más reciente gracias a la confianza existente. Confianza entre las personas y confianza hacia el gobierno que emite el dinero.

Esta forma de pago tiene un valor crucial por un simple motivo: que será aceptado por todo el mundo y ante cualquier operación de dinero. El dinero fiduciario o papel moneda ha hecho posible, gracias a esa relación basada en la confianza, mover la economía mundial. Sin embargo, cuenta también con problemas. Las recesiones económicas son más agresivas ya que el papel moneda incrementa la cuesta abajo y la acelera. Por eso, muchos bancos han optado por dejar esa confianza de lado. Han cerrado el grifo del crédito y no permiten que todo ese poder que tiene el dinero fiduciario haga su efecto para reactivar la economía. Es por eso que han aparecido muchas entidades financieras no bancarias para llenar ese vacío, gracias a unas excelentes condiciones en sus préstamos online.

¿Está buscando préstamos personales online?

¿Está buscando financiación para afrontar un gasto urgente? ¿Necesita comprar algo o reformar su vivienda? En Credy podrás encontrar los mejores préstamos personales en línea. Préstamos en el acto y que sí basan su relación con el cliente en la confianza. El cliente puede confiar en Credy para solucionar un problema puntual económico y Credy le devuelve esa confianza por medio de unas excelentes condiciones y muy pocos requisitos. Y es que con Credy puedes acceder a financiación sin aval, con veraz negativo o sin trabajo. Son préstamos sin recibo de sueldo y sin aval.

¿No sabe qué cantidad de dinero escoger o cuáles son las condiciones que más le benefician? ¿No tiene tiempo para estar comparando todo tipo de préstamos en línea? Nosotros le hacemos todo el trabajo gracias al mejor asesoramiento técnico financiero. Con Credy solo tiene que seleccionar la cantidad de dinero que usted necesita, hasta un máximo de 5000$,  y el plazo de devolución que más le interese, 30 días como máximo. A continuación, se le llevará a un breve formulario y todo estará listo para que usted consiga su dinero. Nosotros nos ocupamos del resto y le enviamos la respuesta en un tiempo récord: menos de 15 minutos. ¡Y ponga fin a sus problemas económicos desde hoy mismo y acá, en Credy!

Compartir:

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!