Créditos prendarios ¿qué son?

Los créditos prendarios son aquellos en los que debes entregar una prenda (un bien tangible) como garantía para obtener el crédito. Son múltiples los bienes u objetos que se suelen usar como prenda, desde un vehículo o una vivienda hasta valiosas joyas.

La entidad que te concede el crédito cuenta a su disposición con un perito que evalúa el valor de esa prenda, estableciendo la cantidad que puede prestar al cliente.

Si, en tu caso, estás de acuerdo con lo que te ofrecen, la entidad acreedora elaborará el contrato prendario con la descripción detallada y todas las condiciones.

Créditos prendarios para obtener tu dinero

Créditos prendarios: cómo funcionan

Asegúrate de firmar conociendo bien lo que firmas y pregunta cualquier duda que tengas. Resulta imprescindible conocer bien las condiciones, intereses, gastos adicionales y comisiones de la entidad que aporta el crédito. En este tipo de créditos, las condiciones suelen ser exigentes

Conocer bien el producto es importante. Es por eso que te deben quedar claros una serie de aspectos:

  • Objeto prenda en poder del deudor. El bien, hasta la devolución del montante, queda en manos del solicitante del crédito.
  • Uso limitado. Su uso queda limitado, eso sí, a lo que especifiquen por contrato las partes.
  • Por supuesto, el deudor está obligado a conservar ese bien o prenda en buen estado y no lo podrá vender.
  • Cancelación de prenda. Cuando se dé por cancelado y finalizado el préstamo, debemos pedir al acreedor que cancele la prenda para hacer efectiva su posesión.
  • ¿Y si no se devuelve? Si la deuda no se pagase, el acreedor puede vender el bien que ha servido como prenda y conseguir, así, el montante adecuado más intereses.

En este tipo de préstamo se usa el sistema de amortización francés. Es un sistema de amortización de cuotas fijas, lo que quiere decir que cada mes una entidad financiera recibe los intereses en función del capital que queda por amortizar. Es por eso que en una hipoteca se pagan más intereses al principio que al final del período de préstamo.

¿Qué alternativas hay a los créditos prendarios?

Hay que tener en cuenta, a la hora de pedir un crédito, cuál es tu perfil financiero, pues dependiendo de ello resulta aconsejable apostar por uno u otro tipo de crédito. ¿Por qué? Dependiendo de tu situación financiera actual, puede que te beneficie uno u otro. Si tu situación económica actual es complicada y si no dispones de muchos conocimientos sobre productos financieros, es posible que los préstamos personales sean una buena opción para ti.

Es decir, los créditos prendarios están sujetos a una serie de condiciones. La primera es que te prendas. Te estás empeñando. Es decir, estás arriesgando un bien del que ya dispones a cambio de un dinero que puede que no consigas devolver debido a los altos intereses que tendrás que pagar al comienzo del periodo de devolución del préstamo.

Una alternativa a los créditos prendarios son los préstamos personales por una serie de aspectos:

  • Libre disponibilidad: Los préstamos personales los puedes conseguir en cualquier momento y al instante y podemos hacer con ellos lo que consideremos oportuno.
  • No requiere que se presente ninguna garantía. En el caso de los créditos prendarios las condiciones son más complejas y pueden variar y no tendremos el derecho de realizar con ellos cualquier tipo de compra. Es decir, los préstamos personales se pueden adquirir de forma fácil y rápida, mientras que para un crédito prendario deberás ofrecer una serie de garantías como, por ejemplo, los plazos de devolución o requisitos específicos respecto a nuestros ingresos constantes. Esta, a su vez, debe estar directamente relacionada con la cuota a pagar que determine la entidad acreedora.

Consigue tu préstamo personal en Credy

¿No dispones de efectivo y no puedes conseguir dinero a través de un préstamo? Si en tu caso no dispones de efectivo suficiente para subsanar una deuda o para comprar un vehículo, para reformar tu vivienda, contratar unas vacaciones o para cualquier regalo que te veas obligado a hacer, la solución para ti es un préstamo personal. En tiempo record tendrás tu dinero en efectivo para cualquier necesidad o capricho que tengas.

En Credy ofrecemos préstamos personales al instante. En las mejores condiciones: los mejores intereses, las comisiones mínimas y cómodos plazos de devolución. Puedes solicitar un préstamo online, desde la comodidad de tu sofá, y recibe tu dinero al instante para que puedas solucionar esos imprevistos que surgen o para comprar algo que necesites. El dinero que necesitas en tu cuenta en tiempo récord. Puedes contactar con Credy si tienes alguna duda sobre alguno de sus servicios.

Compartir:

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!