Cómo establecer un presupuesto familiar

La organización y el control de la economía doméstica son las claves para llegar a final de mes. No vigilar nuestras cuentas puede traer consecuencias negativas para la familia: deudas e impagos, grandes desequilibrios entre ingresos y gastos, no ahorrar, etc.

De ahí la importancia de realizar un presupuesto familiar, una herramienta tan sencilla como útil que permite controlar los gastos y sacar el máximo rendimiento de la plata. Vamos a conocer a continuación más detalles sobre este instrumento imprescindible en los hogares.

como establecer un presupuesto familiar

¡Descubre cómo puedes establecer un presupuesto familiar de forma sencilla!

Qué es un presupuesto familiar

Un presupuesto familiar es un documento que refleja las previsiones futuras de ingresos y gastos. Esto significa que habrá que incluir tanto las aportaciones económicas (por ejemplo, la plata que recibimos mes a mes de nuestro trabajo) como los gastos que tendremos para cubrir nuestras necesidades. En este último apartado, por supuesto, vos deberás agregar todos aquellos derivados de la casa (hipoteca, luz, agua, gas, seguro del hogar…), los alimentos, transportes, medicinas, etc.

El objetivo de este documento es, en este sentido, reflejar la economía doméstica y tener un mayor control sobre ella. Recordá que cuanto mayor sea la diferencia entre los ingresos y los gastos, mucho mejor.

Cuáles son sus ventajas

Es posible que, en alguna ocasión, vos te hayas preguntando qué es lo que estás haciendo mal para no llegar a final de mes y no sepas con exactitud en qué estás gastando la plata. Precisamente el presupuesto familiar sirve para gestionar y clarificar tus finanzas. ¿Sabes cuáles son sus ventajas? Te las enumeramos:

1.- Conocés en qué estás gastando la plata. Al disponer de tus cuentas actualizadas y al día, podés visualizar en qué partidas estás gastando tu plata, adquiriendo conciencia sobre ello. Así, sabrás qué debés priorizar, reducir o, sencillamente, eliminar.

  1. Podés ahorrar. El control de tu economía doméstica te permitirá destinar una cantidad cada mes para lograr eso que siempre te pareció imposible: ahorrar. Podés fijarte unos objetivos y, claro está, cumplirlos.
  2. Podés hacer previsiones. Uno de los elementos que más desestabilizan las finanzas del hogar son los imprevistos. Es imposible conocer de antemano si tendrás que reparar el carro o comprar una heladera nueva. Lo que sí podés hacer es dedicar mes a mes un fondo para posibles emergencias.
  3. Evitás las deudas. Ya que tenés la posibilidad de visualizar tus ingresos y gastos, serás consciente de cuáles son tus posibilidades. De este modo, podrás adaptar tus gastos a la plata que tenés, evitando endeudarte innecesariamente.

Cómo hacer un presupuesto familiar en Excel

Un presupuesto familiar es como una fotografía de tus finanzas, lo que significa que debe ser un fiel reflejo de la realidad. Debés estructurarlo en categorías y apartados, de manera que sea muy claro y visual.

Lo primero es dividir el documento Excel en dos columnas diferenciadas. Una de ellas será para anotar los ingresos y la otra para los gastos. La primera columna no reviste ninguna complicación. No obstante, en la de los gastos habrá que separar en función de su tipología. Siguiendo este ejemplo de presupuesto familiar, estas serían las categorías:

– Gastos obligatorios o fijos. Como su nombre indica, son aquellos que no pueden eludirse. Normalmente, no varían mucho de un mes a otro. Serían: los gastos de la hipoteca, alquiler del inmueble, gastos de comunidad o los préstamos personales.

– Gastos necesarios. Si bien no son estrictamente obligatorios, este tipo de gastos son necesarios para el bienestar de los miembros de la familia, pero pueden reducirse. Se incluirían los suministros de electricidad, gas, agua o Internet, los alimentos, la gasolina y los traslados en transporte público.

Gastos ocasionales. En el tercer apartado de la columna de los gastos entrarían aquellos que pueden reducirse fácilmente e, incluso, eliminar si no pudieses llegar a final de mes. Son las vacaciones, las cenas fuera de casa, las actividades de ocio, el tabaco, etc.

Para empezar a confeccionar el presupuesto familiar mensual, debés apuntar la plata disponible: tanto la que tenés en tu cuenta bancaria como en la billetera. A partir de este presupuesto, habrá que asignar la plata a los diferentes gastos, empezando por los obligatorios o fijos. Al lado de cada una de las partidas (alquiler, alimentación, actividades de ocio, préstamos sin recibo…) anota la cuantía que planeás gastar cada mes. Para finalizar, suma todos tus gastos y asegúrate de que el resultado es menor que tus ingresos. De lo contrario, deberás comenzar de nuevo.

Consejos para elaborar un presupuesto efectivo

En el ejemplo de presupuesto familiar hemos visto cómo confeccionar uno utilizando un documento de Excel. Gracias a la función sumatoria del programa, será cuestión de pocos minutos tener tu presupuesto terminado y listo para colocar en un lugar visible. Antes de ponerte a ello, toma nota de estos consejos:

– Incluir la totalidad de ingresos y gastos. Para obtener un presupuesto más realista, tenés que añadirlos todos, por pequeños que sean. Lo ideal es que los gastos no sobrepasen el 90% de los ingresos.

Implicar a toda la familia. Como su nombre indica, un presupuesto se diseña para que lo respeten todos y cada uno de los miembros de la familia.

Hacerlo mes a mes. El presupuesto debe realizarse con periodicidad mensual, pues la mayor parte de los gastos se pagan cada 30 días. Si confeccionas uno anual, es posible que no puedas contemplar todas las variables.

– Agregar el ahorro como un gasto imprescindible. Tenés que acostumbrarte a ahorrar un poco cada mes, en la medida de lo posible. De esta manera, no tardarás mucho en ver ese ansiado colchón.

– Comprometerte a cumplirlo. La única forma de poder cumplir con el presupuesto es que resulte alcanzable. Debés marcarte objetivos que sean realizables y siempre con las miras puestas en el ahorro. No tengás la tentación de incrementar los gastos si te suben el salario, lo más recomendable es destinar una porción de ese aumento a eventuales contingencias. ¡Aprende sobre economía familiar en Credy!

Compartir:

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!