Qué es una línea de crédito. Ventajas e inconvenientes

Una línea de crédito, también llamada póliza de crédito, es una forma de financiación en la que los bancos o cualquier otra entidad financiera conceden un crédito del que el prestatario puede disponer parcial o totalmente. Es decir, el montante que se necesite y en el momento que se necesite. Es un sistema de financiación muy utilizado por las empresas.

La particularidad frente a cualquier tipo de préstamo es que tienes el dinero disponible como en una cuenta corriente. Es decir, cuando retiras dinero estás retirando saldo de una cuenta bancaria. El problema es que ese saldo no es tuyo sino del banco que te lo ha prestado. Tendrás que pagar unos intereses y tendrás que devolver todo el saldo de esa cuenta al finalizar el periodo pactado con la entidad financiera (normalmente entre 6 meses y 1 año).

¿Cuáles son las ventajas e inconvenientes de una linea de credito?

Pero muchas empresas han abusado de esto. Y es importante recalcar que hay algunas necesidades que nunca deben cubrir las líneas de crédito. Nunca se debe utilizar una línea de crédito para cubrir impagos de clientes, ya que es ciertamente factible que nunca vaya a disponer de ese dinero. Para comprar activos fijos es más recomendable acudir a otro tipo de préstamos.

Si tu empresa tiene perdidas constantes, tampoco será una buena opción ya que este tipo de crédito puede empeorar las cosas a largo plazos a causa de los intereses. En ese caso debe plantear cambios drásticos en su modelo de negocio. Y, por supuesto, si vas a abrir un nuevo negocio tampoco es recomendable una línea de crédito, ya que te estarás atando las manos desde el primer momento.

Ventajas y desventajas de una línea de crédito

La ventaja, a simple vista, de una línea de crédito parece clara: tengo dinero en cualquier momento en una cuenta corriente. Es un tipo de financiación que se adapta a las necesidades del momento de la tesorería del cliente, que serán variables según el momento en el que se encuentre la empresa. En este caso, los problemas pueden venir a la larga. ¿Por qué?

En primer lugar, los gastos de formalización son un gasto extra, así como la comisión de apertura, en el que suele aplicarse un porcentaje sobre el límite total disponible. Demasiadas tasas e intereses y muy pocas facilidades. Además, en las líneas de crédito nos encontramos un interés sobre lo dispuesto y excedido. El interés, suele ser la media sobre el saldo que se ha utilizado. ¿Y el interés excedido?

Si el cliente no puede pagar en el límite fijado, se aplicará lo que se conoce como interés de excedido y que es mucho mayor que el interés sobre lo dispuesto, ya que se suman gastos de demora.

Alternativas a la línea de crédito

Estas líneas de crédito no son la salvación definitiva a casi ningún caso. Existen muchas ocasiones en las que no es el tipo de financiación más recomendable para satisfacer esas necesidades espontáneas de una empresa. Por ejemplo, si lo que usted busca es satisfacer una necesidad inmediata por algún imprevisto que le haya podido surgir no es ni mucho menos recomendable acudir a una línea de crédito.

¿Por qué? Tomará demasiados riesgos sin la suficiente necesidad de tomarlos. A largo plazo puede verse metido en una situación económica peor de la que estaba. Y es que estas líneas de crédito conllevan altas comisiones a causa de la disponibilidad permanente del dinero. Pero existen alternativas. Los microcréditos que ofrecen entidades como Credy son una buena solución a esa necesidad urgente de disponer de dinero para un imprevisto que ha de solucionar de forma inmediata.

Las mejores condiciones para tu préstamo online

Para cualquier cliente que necesite dinero siempre disponible para afrontar esos imprevistos que surgen en cualquier momento, una de las alternativas que resultan más interesantes son los microcréditos y préstamos online, como los que pone a disposición Credy. Son microcréditos con los que se puede ascender a una cantidad baja de dinero, hasta $5.000, pero que ofrece muchísimas ventajas.

La inmediatez es prácticamente la misma ya que el tiempo en el que se obtiene el dinero con Credy es de 15 minutos. Dinero en el acto para esos pequeños imprevistos, al igual que en las líneas de crédito pero con muchas más ventajas. Sólo se paga los honorarios del dinero que se va a utilizar, es decir no tenemos que pagar ya de antemano una determinada cantidad más alta de dinero por simple previsión de que puedan surgir imprevistos. Con este tipo de préstamos urgentes, tendrás exactamente el dinero que necesitas y pagando lo mínimo por ello.

Y todo sin meterte en demasiados jardines. Todo sin complicaciones, sin largos trámites burocráticos y sin entregar demasiada documentación. Fácil, rápido, online y con todas las facilidades que debe tener un cliente que necesita dinero al instante. Con Credy, su préstamo al instante.

Compartir:

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!