Pros y contras de reunificar deudas con la misma entidad/prestamista

¿Cómo puedo saber si tengo demasiadas deudas?

Cada persona tiene un comportamiento financiero distinto. Lo que a una puede no parecerle mucho dinero, para otra puede ser todo su presupuesto mensual. Y esto no solo depende de lo que gana cada una, sino de su actitud en relación con el dinero. Algunas personas necesitan contar con un mínimo de seis meses de ahorros para sentirse seguras y poder dormir bien, mientras que otras no les molesta deber seis meses de sus ingresos y no tener dinero ahorrado. Para algunos, ni siquiera tener una deuda con Veraz es importante.

persona-atado-de-deudas

Sea cual sea tu estilo de vida e ingresos, existen una serie de indicadores que pueden sugerir que tienes demasiadas deudas (¡y tener una deuda con Veraz es uno de ellos!).

¿Pagas tarde las facturas y cuando lo haces lo haces con dinero prestado? Esta es una señal preocupante. Siempre deberías contar con dinero para cubrir necesidades básicas como el alojamiento o la comida. No olvides que aquí también incluimos pagar la compra con tarjeta de crédito, ya que utilizar este método es al fin y al cabo emplear dinero prestado. Cuando tienes que pedir dinero prestado para pagar tu comida (y también para devolver tus deudas bancarias), está claro que estás viviendo por encima de tus posibilidades.

Si el hecho de no tener ahorros y tu situación financiera te quitan el sueño, ésta también es una mala señal. No pasa nada si no tienes ahorros en todo momento, pero lo que no está bien es utilizarlos todos para pagar tus deudas bancarias… y que aún te queden deudas por abonar.

Sin embargo, uno de los signos más alarmantes es que no estés seguro/a de cuánto dinero debes. Si tienes deudas por todas partes, quizá deberías plantearte reunificarlas en un solo prestamista. A continuación, veremos cómo puede ayudarte esta opción si decides agrupar tus deudas.

¿Qué es la reunificación de la deuda y por qué es una buena idea?

Reunificar la deuda consiste en disponer de un único préstamo en lugar de varios créditos pequeños. Esencialmente, lo que estás haciendo es agrupar tus deudas. Esto significa que sólo tendrás que hacerte cargo de un único pago mensual y, sobre todo, de un único tipo de interés que te ayudará a ahorrar dinero.

Contar con muchas deudas pequeñas puede tener ventajas indirectas, como que puedas olvidarte de algunas de ellas y que se te imponga una penalización por retrasos, lo que lastrará aún más tu situación financiera.

Gestionar varios préstamos también supone un lastre cognitivo y de tiempo. Y como todos sabemos, el tiempo es oro, así que de nuevo saldrás perdiendo a la hora de gestionar tus finanzas personales. 

En conclusión, las ventajas de reunificar tus deudas con un solo prestamista son muchas, pero toda decisión financiera debería tomarse cuidadosamente. Veamos algunos de los inconvenientes relativos de la reunificación como opción para devolver de forma más practica tus deudas bancarias.

Por qué agrupar tus préstamos puede no ser una buena idea

Si tienes un préstamo, en algún momento habrás firmado un contrato o acuerdo con una serie de condiciones. Dependiendo de la cantidad de dinero que hayas solicitado, puede que no hayas prestado la suficiente atención a los términos con los que te mostraste conforme.

Todos los acuerdos tienen su letra pequeña. Y una de las cosas que hay que tener en cuenta es la política de cancelación temprana. Las entidades que prestan dinero se benefician del cobro de intereses, y cuando devuelves tus deudas pronto, este beneficio se desvanece. Te recomendamos calcular siempre cuánto ganarás si reunificas tus deudas y a cuánto asciende la tasa de cancelación. Si esta tasa es mayor que los intereses que tendrás que pagar a largo plazo, puede que no sea conveniente que reunifiques tus deudas. 

Si el préstamo reunificado presenta un período de reembolso mayor al que firmaste inicialmente, acabarás pagando más porque los intereses se cobrarán durante un período de tiempo más largo. Sólo aconsejamos reunificar tus deudas si el pago de los intereses acaba siendo menor, así que es importante que te sientes y calcules qué opción es mejor dadas tus circunstancias. Si puedes permitirte abonar una suma más abultada durante un período de tiempo más corto, probablemente salgas ganando en el pago de los intereses. Sea cual sea la opción que escojas para devolver tus deudas bancarias, asegúrate de que se trata de una decisión meditada. Asimismo, ten en cuenta que si la deuda con Veraz es una amenaza que pende sobre ti, sin duda deberías moverte rápido para evitar más complicaciones.

Quiero consolidar mi deuda. ¿Cómo lo hago?

Si has decidido reunificar tus deudas bancarias de una sola vez o si estás a punto de contraer una deuda con Veraz, lo primero que se te habrá ocurrido es empezar con las del banco. Este proceso, sin embargo, puede acabar llevándote mucho tiempo.

Una buena alternativa es obtener un préstamo online. Se trata de una opción más rápida y sencilla que te supondrá bastante menos papeleo.

Credy es un intermediario de concesión de préstamos que trabaja con los mejores socios del mercado para garantizar que te puedas beneficiar de los mejores tipos de interés en todo momento. Nosotros no ofrecemos los préstamos, sino que te pondremos en contacto con el prestamista más adecuado.

Solicitar un préstamo con Credy es un proceso sencillo que apenas te llevará unos minutos. No tendrás que rellenar formularios: simplemente danos tu nombre, número de identificación personal, dirección de e-mail y número de teléfono. En breve nos pondremos en contacto contigo para enviarte una oferta de uno de nuestros prestamistas. Tras confirmar tu solicitud, el dinero se transferirá a tu cuenta. 

Ahora podrás pagar tus deudas más pequeñas y abonar un único pago mensual durante el período de tiempo que tú mismo/a hayas escogido.

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!