¿Qué es el APR y cómo se calcula en un préstamo?

¿Qué es el APR?

Si vas a pedir un préstamo, es conveniente que sepas que está formado por varios conceptos, como la suma principal (la cantidad que solicitarás y que recibirás en tu cuenta bancaria) o el interés (la cantidad extra que pagarás cada mes por haber recibido el préstamo). Pero ¿qué es el APR o Porcentaje de Tasa Anual?

apr-calcular

Puede que hayas visto ese término en los informes anuales de tu tarjeta de crédito. Básicamente se trata del coste anual de tu préstamo: es un porcentaje que incluye los intereses y tasas pagados cada año. Es habitual que se informe sobre este concepto durante la concesión del préstamo, ya que facilita el cálculo global a la hora de inclinarse por una u otra opción. Pero el APR no parece un concepto tan sencillo cuando empiezas a comparar distintos tipos de préstamos más allá de las tarjetas de crédito (la deuda con la que más se suele asociar este término). Veámoslo a continuación.

¿Cómo se calcula el APR de los préstamos?

Además de incluir el tipo de interés de los préstamos, el APR puede englobar distintas tasas como, por ejemplo, la tarifa de originación. Imagina que pides un préstamo de 1000 € para 6 meses. Acabarás pagando un interés de 75 € y una tarifa de originación de 25 €. Por lo tanto, ¿a cuánto asciende el APR? Para averiguarlo, suma la tarifa de originación y el interés. El resultado es de 100 €. Después divide esta cantidad entre el total del préstamo(100:1000=0,1) y vuelve a dividir el resultado entre el período de devolución (0,1:180=0.00055556). A continuación, multiplica por 100 el total y después por 365. En este caso el resultado será de un 20.28 % de APR.

Conocer esta fórmula es práctico para comparar los APR a la hora de elegir entre varias opciones de crédito. De esta manera no se te engañará con bajos tipos de interés: sabrás cómo calcular y tener en consideración todos los costes ocultos de la deuda.

Los APR pueden, no obstante, aparecer de distintas maneras. A continuación, hablaremos de las distintas clases de APR que existen.

¿Hay distintos tipos de APR?

Uno de los tipos de APR es el APR de penalización, que puede cobrarse a los usuarios de tarjetas de crédito que hayan realizado sus pagos con retraso. Este tipo de tasa no es permanente. Tras un determinado período de tiempo se retira si el usuario ha devuelto la deuda retrasada. Esta clase de APR se aplica porque, cuando un cliente se retrasa en sus pagos, el emisor de la tarjeta se arriesga a que el usuario no pague nunca. Para compensar, se aplica esta tasa que anima a los clientes a ser puntuales a la hora de devolver su deuda.

Los APR también pueden ser fijos o variables. El APR fijo no cambia a lo largo de la vida del préstamo, ya que no depende de ningún índice. Si te interesa contar con un presupuesto específico a largo plazo y no salirte de él, te recomendamos optar por este tipo de APR.

El APR variable, sin embargo, cambia constantemente. Puede fluctuar a tu favor o en tu contra. Si estás dispuesto/a a asumir el riesgo y crees que el índice bajo el que opera el APR se mantendrá en niveles bajos durante un período de tiempo considerable, entonces esta opción es la adecuada para ti.

¿Cómo puede el APR afectar a tus préstamos?

Cada vez que solicites un préstamo (una hipoteca, un préstamo para el coche o una tarjeta de crédito), tu historial de crédito se tendrá en cuenta. Si te retrasaste con un pago, te impusieron una penalización o actualmente tienes un pago pendiente (o si, en general, tu historial de gasto no es modélico), esto tendrá un efecto en las condiciones que se te ofrezcan. Ten en cuenta que mantener tu historial de crédito en plena forma te garantizará mejores condiciones en todo momento, incluyendo un mejor APR.

Puede que al principio te resulte un poco complicado entender en qué consiste el APR, pero hacerlo te ayudará mucho a largo plazo, ya que comprenderás mejor cómo funciona el mundo de los préstamos y las tarjetas de crédito. Aunque todavía será algo difícil comparar distintos tipos de préstamos y créditos con distintos períodos de pago, estarás en una situación más ventajosa que la de aquellas personas que ni siquiera saben lo que es el APR.

Una buena manera de comprender bien tus finanzas es que tú mismo/a decidas el período de pago del préstamo y la cantidad que solicitarás. De esta manera podrás adaptar el crédito a tus propias necesidades.

Como empresa, Credy colabora con los mejores prestamistas del mercado. El proceso de solicitud es sencillo y libre de preocupaciones: sólo tienes que proporcionarnos algunos datos personales y esperar a que te enviemos una oferta. Cuando contactemos contigo sólo tendrás que escoger la que más encaje con tu situación, y en breve tendrás el dinero en tu cuenta.

¿Estás listo para obtener tu préstamo en 10 minutos?

¡Consigue tu dinero ya!